Casapueblo: El lugar en el mundo

Carlos Páez Vilaró, Casapueblo, mar. Un velero que se pierde en el horizonte. Una construcción mágica y única que no se sabe bien lo que es, pero que invita a entrar.
Es difícil explicar lo inexplicable. Ni con palabras ni a través de fotografías o filmaciones se puede dar una muestra real de lo que allí sucede, de lo que ese lugar significa. De lejos, una gran península llamada Punta Ballena se mete cientos de metros en un mar siempre azul y ondulado que se calma frente al blancuzco de su bella arquitectura.

Casapueblo es ese lugar donde un inspirado artista construyó a su antojo su lugar en el mundo y, sin pensarlo, el de muchos otros soñadores que cada día de sus vidas se sienten identificados con él.

“La Grecia uruguaya”, le escuché decir a un hombre mientras salía del museo que allí se encuentra abierto al publico en general. Aunque, si se recorre la totalidad de la casa, el restaurante, el hotel y cada uno de los vericuetos que allí existen, llegaremos a la conclusión de que en realidad toda la casa es un gran museo.
  • Una construcción mágica y única

    Una construcción mágica y única

  • Invita a entrar

    Invita a entrar

  • Un velero que se pierde en el horizonte

    Un velero que se pierde en el horizonte

  • “La Grecia uruguaya”

    “La Grecia uruguaya”

  • Una escultura en la cual era posible vivir

    Una escultura en la cual era posible vivir

Un poco de historia

Carlos Páez Vilaró nació en la capital uruguaya de Montevideo el 1º de noviembre de 1923. Su vocación artística lo llevó a partir por el mundo y a conocer las más grandes ciudades, hasta que regresó a Uruguay en la década de 1940 para tratar de retratar el candombe (una de sus pasiones) y los ritmos afro-orientales que circulaban en el país.

Su arte lo llevó a viajar por el mundo pintando, esculpiendo y creando, por sobre todas las cosas, y entre tantas de sus creaciones apareció Casapueblo como una escultura en la cual era posible vivir, pintar y recibir a los amigos que le había dado la vida y los viajes.

El museo-taller de Casapueblo se encuentra abierto los 365 días del año y es visitado por miles de turistas de todo el mundo. Este sector de la casa fue cedido por su creador, el artista Carlos Páez Vilaró, con el deseo de incentivar el interés cultural de toda la región, por lo que dentro del museo pueden apreciarse casi la totalidad de sus obras, realizadas a lo largo de su exitosa carrera.

Hoy, y desde hace tiempo, Casapueblo recibe la visita de distintas personalidades del acontecer nacional e internacional, principalmente artistas, pintores y escultores que gozan simplemente de estar allí. A lo largo de sus infinitas salas se realizan conferencias, presentaciones de libros y todo tipo de eventos relacionados con la cultura.

Construcción autodidacta

Hay vinos de autor, hay derechos de autor y, por supuesto, también existe una de las artes más nobles que ha llegado hasta nuestros días incontaminada de estilos arquitectónicos mayoritarios: la construcción de autor. Casapueblo es eso, una construcción autoral que a primera vista no ha respetado moldes ni esquemas previos, sino la sola inventiva de un genio que se propuso moldear una escultura y habitarla.

Según cuenta la historia que se escribió dentro de Casapueblo, Carlos Páez Vilaró, sin ser arquitecto, se inspiró en el hornero y en el hombre de campo que se vale del adobe para levantar su propia casa. Gracias a la presencia del mar, fue inevitable también el estilo de construcción del Mediterráneo y de sus amplias y blancas terrazas mirando al horizonte, al amanecer y a sus gaviotas.

Tenía razón ese huésped que dijo que Casapueblo es “la Grecia uruguaya”; sólo se olvidó de un detalle.

Arriba, en la cúpula más alta de esta singular maravilla, vive un artista sabio y joven llamado Carlos Páez Vilaró, que fue el creador de esta mitología con seres del mar, de la selva, del Carnaval y de casi todas las ciudades del mundo que desde hace años habitan este lugar cada vez más increíble.
Leer paseo completo...Pablo Etchevers / Pablo Etchevers

Datos Útiles

Horario: Abierto al público todos los días del año

Para tener en cuenta: Además de visitar su museo y de realizar una visita guiada por la casa, existe desde hace algunos años la posibilidad de dormir bajo sus instalaciones. Es que allí funciona el Club Hotel Casapueblo, que ha logrado convertirse en uno de los alojamientos más exclusivos de Punta del Este.

Ubicación


Welcome Uruguay - ¿Qué hacer en Punta del Este?

© 2007-2017 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675244 Ley 11723